ÉL ES EL DIOS QUE ABRE PUERTAS

 

Den gracias al que separó las aguas del mar Rojo. Su fiel amor perdura para siempre.

Hizo cruzar a salvo a Israel. Su fiel amor perdura para siempre. Pero arrojó al mar Rojo al faraón y a su ejército.  Su fiel amor perdura para siempre. Salmos 136:13-15

Dios abre puertas que nadie más puede abrir o cerrar y Él cierra puertas que nadie puede abrir.

El pueblo de Israel ha salido de Egipto rumbo a la tierra prometida, pero Dios los guía de tal manera que se encuentran frente al Mar Rojo. Mientras tanto, el corazón del Faraón se ha endurecido y ahora junto con todo su ejército va detrás de Israel para recapturarlos y llevarlos de nuevo a Egipto como esclavos. Como dice el buen dicho, se encuentran entre la espada y la pared y no hay ninguna salida a la vista.

¿Alguna vez te has encontrado en ese lugar en el cuál parece que todo se te cierra?

Nuestro Dios abre puertas que nadie más puede abrir. Dios partió el Mar Rojo en dos e Israel pasó sobre tierra seca, luego cuando los egipcios los quieren perseguir Dios cerró el mar ahogando a todos sus enemigos.

El enemigo no puede detenerte del destino que Dios tiene para ti.

El autor de Hebreos nos dice:

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe […]

Hebreos 12:2

Pablo declaró:

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.  Filipenses 1:6

La esterilidad de Sara y la edad de Abraham no eran un impedimento para Dios. Él abrió el vientre de Sara a los 90 años de edad.

Aquel que abre el mar y abre vientres estériles puede abrir cualquier puerta que esté cerrada en tu vida. Sean puertas de trabajo, puertas legales, puertas de estudios u oportunidades. No hay puerta que el diablo cierre que nuestro Dios no puede abrir.


El que los llama es fiel, y así lo hará. 1 Tesalonisenses 5:24

 
Vino NuevoDía 17