NIPLAOWT GEDOLOWT

 

EL QUE HACE GRANDES MARAVILLAS

No te preocupes por aprender las palabras hebreas, estos devocionales no son un tutorial de hebreo, lo importante es la esencia de quién es Dios.

Al único que hace grandes maravillas, porque para siempre es su misericordia.  Salmos 136:4

Nuestro Dios es un Dios de milagros poderosos:

Él  cambia agua en vino,

Él da vista a los ciegos,

Él alimenta a miles con solo unos panes y peces,

Él da agua de una peña,

Él resucita a los muertos,

Él cierra la boca de leones y hace que las llamas no ardan,

Él hace a la estéril habitar en familia,

Él detiene al sol.

¡Para Él no hay nada imposible!

Nuestro Dios no es como los dioses de este mundo que tienen ojos pero no ven, tienen oídos pero no oyen, tienen boca pero no hablan; son solo esculturas de barro, madera, oro, etc.

Nuestro Dios es un ser viviente y poderoso. Jesús hablaba a las tormentas y todo el mar y el viento se calmaban, Jesús condenaba un árbol y se secaba. Su palabra tiene poder.

Él es el único que puede transformar el corazón del hombre.

En medio de nuestras luchas no podemos olvidar que ÉL ES EL ÚNICO QUE PUEDE MILAGROSAMENTE OBRAR A NUESTRO FAVOR.

Él es el que restaura matrimonios,

Él es el que libera a los adictos,

Él es el que sana toda enfermedad.

No solo es nuestro Dios poderoso, sino que su fiel amor perdura para siempre hacia nosotros. Él obra milagrosamente a nuestro favor, no porque lo hemos complacido sino porque Él es amor.

Un leproso se acercó a Jesús y le dijo —si quieres puedes sanarme—. El hombre no dudó del poder de Jesús, pero si dudó de su compasión. Jesús le respondió —Quiero, sé limpio—, y al instante su lepra desapareció.


Nuestro Dios no solo puede hacer milagros a favor nuestro, además ¡¡ÉL QUIERE HACERLOS!!

Decláralo, ¡DIOS TE DOY GRACIAS PORQUE TÚ OBRAS MILAGROS EN MI VIDA!

Gracias Dios porque Tú obras poderosamente a mi favor.

Gracias Dios porque con poder respondes a mis oraciones.

Gracias Dios porque Tú tienes todo el poder para toda situación en mi vida.

Gracias Dios porque Tú quieres hacer hoy milagros en mi vida.

 
Vino NuevoDía 15