RUAH DAAT

 

ESPÍRITU DE CONOCIMIENTO

El Espíritu del SEÑOR reposará sobre Él: espíritu de conocimiento. Isaías 11:2

Dios conoce todo. Él conoce el pasado, el presente y el futuro, no hay nada fuera de su conocimiento. No sucede nada en este mundo o en nuestra vida que sorprenda a Dios, por lo tanto, cuando suceden cosas inesperadas en nuestra vida no debemos de inquietarnos ni preocuparnos pues Dios ya lo sabía.

Encontramos en la Biblia algunas historias como…

Dios le informa a Abraham que su descendencia será llevada a Egipto y maltratada ahi por 400 años pero que luego serían liberados y tomarían posesión de la tierra que Dios les daría.

Jesús le declara a la mujer samaritana que sabe que ha tenido 5 maridos y que el hombre con el que está viviendo no es su marido. Esta revelación la convence de que Él es el Mesías.

Dios le advierte a Pablo que si desciende a Jerusalén, será tomado preso y entregado a Roma.

Podemos seguir recordando muchas historias más que nos demuestran que no hay nada que Dios no conozca ya. Él conoce nuestros pensamientos, nuestros temores y nuestros mayores anhelos, conoce nuestro principio y nuestro final, conoce toda ciencia y todo misterio, conoce lo natural y lo espiritual; es por eso que tú y yo podemos descansar en Él.

El hombre ha logrado crear súper computadoras que pueden contener hasta 300 gigabytes de información, pero esas computadoras solo pueden trabajar con la información que los técnicos les proporcionan. Aun la más sofisticada computadora está limitada a la información de los que la programan, pero en el conocimiento de Dios no está limitado. Él no depende de ningún hombre o de alguna computadora, Él es todo conocimiento. No tiene que estudiar, o memorizar información. Él es la conciencia de todo.

Dios nos ama y nos acepta a pesar de conocer nuestras debilidades y fracasos, Él sabía que Judas lo traicionaría y aun así lo amo y lo eligió como uno de sus discípulos. 

Gracias Dios porque Tú conoces todo de mí. Conoces mi pasado, mi presente y mi futuro. Gracias Dios porque no hay nada que suceda en mi vida que te pueda sorprender.

Gracias Dios porque tu conocimiento no tiene límites.

Gracias Dios porque ya conoces mi historia y la historia de la humanidad.

Gracias Dios porque tu conocimiento supera el de todo ser humano y el de cualquier computadora.

Gracias Dios porque puedo descansar en que tu conocimiento guía mi vida.

 
Vino NuevoDía 28